Islas

A una hora en lancha, al sur de la histórica ciudad de Cartagena de Indias está el Parque Nacional de las Islas del Rosario y San Bernardo, archipiélago conformado por islas ubicadas al frente de las costas de los departamentos de Bolívar, Sucre  y Córdoba, un territorio privilegiado para el turismo por su ecosistema marino.  Este magnífico  lugar  es foco de un interesante conflicto entre los nativos raizales, despojados paulatinamente de sus tierras por colombianos adinerados e inversionistas, quienes fueron comprando a precios injustos sus predios para construir lujosas casas de verano y exclusivos hoteles.

Por esta gran problemática, los nativos han tenido que recurrir a acciones legales y han tenido  como base la ley 70 de 1993, la cual tiene como propósito proteger la identidad cultural y los derechos de las comunidades negras de Colombia como grupo étnico, fomentando su desarrollo económico y social en pro de la igualdad de oportunidades frente al resto de la sociedad colombiana.

La ley exige, además, que cualquier territorio donde las minorías estén acentuadas, solo puede ser adquirido por un tercero bajo consenso y consulta previa con las comunidades.  Por esta razón, y debido a que los nativos fueron vendiendo sin pasar por las respectivos trámites, la ley colombiana determinó que las tierras  deben regresar a estos.

En la actualidad, el proceso de devolución se lleva a cabo a través de una serie de negociaciones entre los nativos y los  actuales propietarios, que fueron construyendo inescrupulosamente durante años, incluso se han detenido nuevos proyectos.

En esta nueva etapa, los isleños concientizados de que el ecosistema es un recurso invaluable, han adaptado los predios que recuperaron,  para promover un turismo responsable con el medio ambiente, que beneficie a su comunidad y que además sea un ejemplo para otras que viven la misma situación, mejorando la atención al cliente y evitando el acoso por parte de vendedores ambulantes.

Además de ofrecer hoteles  con precios razonables, los nativos vienen trabajando en otros proyectos que los empoderen para entrar de lleno en la cadena del turismo, de la cual han sido excluidos por los grandes gremios de Cartagena de Indias. Estos emprendimientos son la comercialización de artesanías hechas con materiales reciclables, la venta de arepas y langosta en mar abierto, paseos en canoa por los manglares, caminatas por los senderos, buceo y deportes náuticos.

Hoy en día está una nueva opción de llegar, quedarse y disfrutar de este paraíso compartiendo con los isleños, conociendo su cultura y de paso contribuyendo a un desarrollo responsable.  El reportaje fotográfico a continuación es el resultado de esta experiencia.

Este articulo se realizó con el apoyo de la Fundación Surtigas y los Ecohoteles Las Palmeras y las Flores  en Isla Grande.

Guía en la Isla Grande:  Zugeidy Torres  3135327798

Ecohoteles: Las Palmeras 3176387922, las Flores 3205389217

Transporte a la Isla: José Julio Gómez 3126462373

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: